Los padres que esperan retornar al trabajo enfrentan una crisis de cuidado inmaduro

Suscríbase a Cómo reabrir, nuestro boletín semanal sobre lo que se necesita para reiniciar los negocios en medio de una pandemia.

Un padre soltero en Nueva Chaleco está tomando un permiso no remunerado de su trabajo como panadero porque no tiene a nadie para cuidar a su hijo. Una empleada universitaria en Nueva York se da cuenta de que nunca podrá retornar a la oficina posteriormente de que la parvulario autista de su hija suspensión para siempre. Una nueva matriz en Utah usa unas descanso para tomar dos horas de trabajo al día.

La pandemia de coronavirus ha creado una impresionante crisis de cuidado inmaduro que amenaza con socavar la reapertura de la patrimonio estadounidense. Más de un tercio de las familias informan que cierto se quedó en casa del trabajo para cuidar a sus hijos oportuno al brote, según una averiguación franquista realizada por Urban Institute, un comunidad de investigación de política económica.

Las escuelas públicas en la mayoría de los estados están cerradas por el resto del año colegial. Muchos campamentos no se abrirán este verano. Miles de guarderías asimismo están cerradas, muchas siguiendo el liderazgo de los distritos escolares, mientras que algunas permanecen abiertas solo para los hijos de trabajadores esenciales. Y la red informal de familiares y amigos en la que confían muchos padres se ha desintegrado en un mundo de desapego social.

Dan Cappilla no vio otra alternativa que tomar una osadía sin agrado de sueldo de su trabajo como panadero noctámbulo en un ShopRite en Manahawkin, Nueva Chaleco.

Antiguamente de la pandemia, sus padres se turnaban para tener lugar la tinieblas cuidando a su hijo de 7 abriles, Gavin. Pero tiene miedo de exponerlos al virus, principalmente porque viven con su abuela de 90 abriles.

Su regente le ofreció horas diurnas, pero con las escuelas cerradas no ayudó. Cappilla necesita estar en casa durante el día para enfilar a su hijo a través de lecciones remotas. Incapaz de avalar el inquilinato del próximo mes, Cappilla calma con ansias el verano, cuando los estudios no serán un problema y calma que el virus haya disminuido lo suficiente como para que sus padres regresen.

«Mis manos están atadas», dijo Cappilla. «No tengo un plan sólido».

La incertidumbre durará meses. Funcionarios escolares de Nueva York a Chicago dijeron que el estudios remoto podría continuar durante al menos parte del próximo año colegial.

La Asociación Doméstico para la Educación de Niños Pequeños, una estructura de profesionales que aprenden temprano, estima que la porción de los proveedores de cuidado inmaduro del país están cerrados. Un estudio realizado por NAEYC y el Center for American Progress, un comunidad de expertos dadivoso, proyectó que 4.5 millones de lugares de cuidado inmaduro están en aventura de desaparecer sin una ayuda significativa.

KinderCare, el proveedor privado de cuidado inmaduro más ancho del país, con casi 1,600 ubicaciones, dijo que perdió el 90% de sus negocios cuando se establecieron las reglas de sitio social y distancia.

La compañía con sede en Portland, Oregon, inicialmente cerró casi 450 de sus centros, que se dejaron abiertos para atender a los hijos de trabajadores esenciales. Demora reabrir la mayoría para junio.

«Estaremos en este mundo tan stop y sensible al menos hasta que recibamos una vacuna», dijo el CEO Tom Wyatt. «Tenemos que acostumbrarnos a eso».

Los demócratas del Congreso están introduciendo código para proporcionar $ 50 mil millones para ayudar a los proveedores de cuidado inmaduro a compensar los costos de desobstruir de forma segura, incluida la operación de equipos de protección y posiblemente inscribir a menos niños para cumplir con las pautas de sanidad. Las perspectivas de aprobación no están claras, pero dos senadores republicanos, Joni Ernst de Iowa y Kelly Loeffler de Georgia, pidieron que el próximo paquete de ayuda para la pandemia incluya $ 25 mil millones para la industria del cuidado inmaduro.

El Congreso ya ha asignado $ 3.5 mil millones al sector de cuidado inmaduro en virtud de una ley de alivio de pandemia aprobada en marzo, pero la ayuda ha sido lenta para ascender a los proveedores. Muchos asimismo han tenido problemas para adscribir para préstamos bajo un software separado de protección de retribución.

Laurie Fletcher, que dirige una parvulario en su casa en Michigan, ha gastado caer sus ingresos desde que el estado ordenó el suspensión de las guarderías, a excepción de los hijos de trabajadores esenciales. Pero no pudo aceptar protección de retribución porque no tenía una cuenta comercial y terminó despidiendo a su asistente a tiempo completo.

«Básicamente estamos pagando para permanecer abiertos a los trabajadores esenciales», dijo Fletcher.

Más de 330,000 trabajadores de cuidado inmaduro han perdido sus empleos desde marzo, según la Oficina de Estadísticas Laborales de EE. UU.

«Las personas descubrirán que si no hay un sistema de cuidado inmaduro, no podrán retornar a trabajar», dijo Catherine White, directora de cuidado inmaduro y estudios temprano en el Centro Doméstico de Derecho de la Mujer. , que apoyó una coalición de más de 500 proveedores de cuidado inmaduro y defiende la ley de alivio de $ 50 mil millones.

«Las mujeres pagan especialmente el precio», agregó White, y señaló que incluso antiguamente de la pandemia, las madres tenían más probabilidades que los padres de desentenderse la fuerza gremial oportuno a las dificultades para cuidar a sus hijos. “Las mujeres son más de la porción de la fuerza gremial. ¿Qué significa esto para nuestra patrimonio si las mujeres no pueden regresar al trabajo? «

Samantha Shlimbaum, regente de software de la Universidad Pace en Nueva York, tiene la flexibilidad de su empleador. Se sintió desconsolada al enterarse de que el centro posteriormente del suspensión de la escuela de su hija de tres abriles. Fue uno de los pocos que aceptaría a Nina, que es autista y asiste a un preescolar con micción especiales.

Con el preescolar asimismo cerrado, Shlimbaum ahora trabaja desde casa mientras cuida a su hija, que necesita terapia del palabra. Su marido ayuda, pero termina volviendo a trabajar como agente de caudal raíces.

«No puedo sentarme frente a una hoja de cálculo y asegurarme de que sea 100% precisa. Mi hijo me distrae en el fondo», dijo Shlimbaum. «Podemos ir y quedarnos con la tribu por un tiempo, pero menos de eso, será el camino que esta.»

Una condición inflamatoria rara y severa en niños relacionada con el coronavirus asimismo está exacerbando los problemas de cuidado inmaduro.

El síndrome influyó en la audacia del representante de la ciudad de Nueva York, Andrew Cuomo, de no reabrir las aulas de las escuelas de verano y tiene a los padres angustiados por la seguridad de dirigir niños a las guarderías.

Sara Adelman, regente de marketing que trabaja desde su casa en Salt Lake City, está gastando descanso pagadas para tomar las últimas dos horas de cada día de trabajo para cuidar a su hija de siete meses. Aun así, no pudo retornar a ponerlo en la parvulario, que vuelve a desobstruir el lunes.

«Hay muchas expectativas diferentes», dijo Adelman. «Es difícil aprender cuál es la respuesta correcta».

Más cobertura de coronavirus en Fortuna:

  • Wall Street vs. Big Tech: por qué las finanzas están volviendo a la oficina, mientras que la tecnología zapatilla a la FMH
  • Las mujeres están más preocupadas por el coronavirus que los hombres. Cecile Richards no quiere que esto evite que los votantes voten
  • COVID-19 no puede estar de moda como una excusa para lindar la inmigración calificada
  • Se acerca una restricción a la despreocupación de impuestos corporativos. Las empresas deben adoptarlo
  • ¿No puedes avalar el inquilinato? El paquete de estímulo de coronavirus puede ayudarlo
  • Las cadenas de tiendas de dólar son los mayores ganadores de la pandemia hasta ahora
  • PODCAST: cómo el inversor en biotecnología detrás de Moderna está utilizando la «mentalidad de inmigrante» para atracar COVID-19
  • PARA VER: FortunaDe los 10 mejores héroes de la pandemia de coronavirus

.

Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *